Tú y mis ganas

Como siempre amanezco con ganas de despertar en el brillo de tus ojos mientras bebo mi café, mientras te desvisto con estos versos que rompen el espacio entre la realidad y nuestra fantasía.

Te miro desde el borde de la cama, el tiempo se detiene y solo quiero que te quedes allí, que no te muevas, que no te vayas, que sea tu cuerpo el que me explique el por qué de este sinfín de sentimientos que se enredan en mis dedos y desenredo con tus cabellos.

¿Qué más da si hoy no vamos a trabajar?, si apagamos nuestros celulares y nos dedicamos a amar.

¿Qué más da si nos buscan en toda la ciudad?, si nuestros cuerpos ya se han encontrado.

Amor, ya dime que sí, dime que te quedarás más noches en mi cama, que haremos juntos el desayuno, que me acariciarás cuando me duela el alma, que cantaremos y bailaremos como dos ridículos  que se han enamorado por primera vez.

7 comentarios en “Tú y mis ganas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s