Necesito sentirte

LAYOUT  ACT

Necesito sentirte,

donde comienzan mis dedos,

donde terminan mis cabellos.

Necesito sentirte,

junto a mis labios,

dentro de ellos.

Necesito sentirte,

aquí, en mi pecho.

Necesito sentirte,

cuando comienza el día y acaba la noche, entre mis sabanas, entre mis piernas y mis anhelos.

Cuando el hambre acaricia mis entrañas, cuando las lágrimas brotan como migajas de recuerdos de lo que solíamos ser tú y yo, como gotas de miseria que se aferran a que no te vayas, a que no te escurras de mi vida como ellas.

Necesito sentirte, una última vez, en el frío.

Hazme sentirnos una última vez, y prometo que en las demás ocasiones, fingiré sentirte siempre.

Ausente

393400d51a8a95fa8b4030c856231000

 

Es triste como uno puede apagarse al mismo tiempo que se siente complementado por la persona que ama. Pero, ¿qué significa amor? si no es poder continuar escribiendo y plasmando entre líneas la libertad del corazón.

Me cohibí, me encerré, y me apagué. Pensando que mis letras no eran suficientes, pero hoy analizo que no son suficientes para la persona que me acompaña, pero sí para quienes me leen. Triste.

Llevaba años evitando el blog, pero solo he logrado ausentarme en vida, solo he mantenido una postura de apariencias cuando en realidad me he desmoronado de a pocos dejando de hacer lo que me gustaba por temor a no ser valorado; Y aunque la persona que esté conmigo, no lo valore, me basta el plasmar mis anhelos y pedazos de sueños en este espacio donde los leo, donde los descubro, donde me siento yo.

 

20 Minutos

Llevo como 20 minutos leyendo versos y estrofas de amor, que me hablen de ti, que hablen de lo que siento por ti, pero no encuentro nada. No encuentro una frase que llene mi boca de dulzura o ponga mi corazón a bailar como lo haces tú. No hay versos mejores que tus besos, que se esfuman y regresan con el viento. No hay letras mejor pronunciadas que el amanecer contigo y decirte que te quiero, que te siento tan mío; no encuentro papel que te describa tan único, tan transparente; y miro alrededor y pienso que el mejor libro o historia que me habla de ti, está grabado en mi corazón para cuando le quiera reproducir.

La Poesía Duele Sin Ti

La poesía duele sin ti.

Espero sus efectos medicinales en medio de mis húmedos párpados.

Espero que me cure, que deje de doler.

Que deje de arrastrarte entre mis líneas, mis sábanas y mis días.

La poesía duele sin ti, porque ahora es turbia, sombría y triste, porque ahora me identifico con cada una de las líneas que me prometí jamás escribir.

Tengo Un Plan Para Ti

Quisiera que conocieras mis raíces, esas de las que todos te cuentan pero aún no has visto; quiero llevarte hasta el final de la ciudad mientras tomas mi mano, comer lo desconocido y besarte en un rincón mientras nos escondemos de esas lluvias que caen sin avisar, subiríamos a la montaña más alta con el.viento en el rostro, como el reto del año o nuestras vidas, probablemente también quiera que nos hundamos en alguno de los ríos más hermosos de las afueras, o perdernos en el eje cafetalero mientras no dejas de preguntar y hablar mientras me sonríes hablando como Pablo Escobar y yo finjo no verte; quiero que durmamos abrazados todos los días porque de otra manera nos come el frío, insistiré en aprenderme el ritmo de tu corazón a 2600m más cerca de las estrellas, aunque tu seas una de ellas; quiero dar vueltas en la cama y enredarte; reírnos de lo complicada que es la vida, pero lo perfecta que es cuando nos detenemos en medio de todo y nos damos cuenta de la fuerza interna que poseemos y que ahora compartimos.

Bailaremos amor, como si tuviésemos la experiencia de la vida acumulada en los pies, y tus ojos brillantes llenos de rumba me lo confirmen; nos sonreirán las flores y uno que otro enamorado. Entonces nuestros temores no valdrán nada, mis años a tu lado esperan por ti, porque quiero hacer de tu vida una nueva alegría, y de tu sonrisa mis mañanas; ¿puedo hacer de tus días soles que valgan la pena?, Ya no quiero correr a menos que sea porque perdemos un vuelo a Italia o porque ya comenzó la función en el cine y no hemos comprado las cosas que ocultaremos en mi bolso.

Tengo un plan para ti amor, y le pido a Dios que también el tenga el mismo, porque quiero hacerte tan feliz que sientas que tu pecho explota mientras me miras al hacer el amor, quiero verte reír en todo momento, decir disparates y pedirme que me calle cuando te cante una canción, o que me beses cuando te dedico algunas líneas; quiero que seas feliz, crecer juntos, que te sientas orgulloso de mi como yo de ti, porque cada minuto me convence de lo maravilloso que eres, y no quiero dejar de soñar contigo, o en nosotros; y es que no se que planes tengas tú pero te advierto los míos; que si morimos algún día juntos o solos, tenga la satisfacción de haberte amado con mi vida entera.

 ¿Qué dices?

No tengo nada

Quisiera dedicarte tantas canciones, tantos versos y besos que guardo para ti. Quisiera darte todo, la vida, la melodía que te compuse pero nunca me he atrevido a tocarla, un viaje por el mundo, flores, casas, carros, plata, fe, sueños, cielo, mis brazos cada noche; quisiera dártelo todo para que me amaras como yo te amo, para que me vieras más allá que el bus que tomas cada mañana, pasajero, con prisa, sin un futuro.

Quisiera darte todo lo que deseas, pero la verdad es que no tengo nada.

No esperaba que así fuera

Camino en la arena, siento mis pasos, hundo mis pies lo más profundo que puedo, pero aún así no logro hundir todo mi cuerpo. Quisiera enterrarme totalmente, no respirar, cerrar mis ojos y que no me duelas; quisiera recolectar todas estas lágrimas en un enorme frasco de cristal y después reventarlo con mis manos, no creo que nada duela más que tu ausencia y tu indiferencia.

Miro a todos lados, la brisa golpea mi nariz y la enfría, me siento un momento y lloro una vez más, te necesito aquí conmigo. Necesito tu calor en mi nariz y en todo mi cuerpo, necesito tus risas en medio de todo mi dolor.

No puedo detener las olas, tampoco puedo detenerte a ti, han sido tres años tan diferentes y es que has cambiado todo de mi, me hiciste mejor hasta este punto en el cual solo quisiera enterrarme o lanzarme en el mar como aquél globo de cantoya que lanzamos a inicios de año, solo avanzó unos cuantos metros y se hundió.

¡Mierda!

¿Por qué es tan difícil tratar de contener esta angustia?

Te amo, y siempre lo haré.